Otro de esos ejemplos en los que menos es más y con unos sencillos trazos – y rellenos 😉 – se pueden transmitir conceptos fácilmente. Eso sí, ¡¡con cierto arte!!