En temas de marketing, nadie se queda atrás, ni siquiera las Girl Scouts.  Hoy en día es necesaria una camapaña hasta para vender galletas. Esta campaña se lanzó en Estados Unidos, para captar nuevos clientes a raíz de una bajada de venta del 1%. Hay que decir, que la iniciativa fue un éxito.