Muchas veces, en programAnimalicoación y en multitud de ocasiones de la vida cotidiana, debemos hacer uso del “pensamiento lateral”. Tal y como lo define Wikipedia “La idea es la siguiente: cuando evaluamos un problema siempre tendemos a seguir un patrón natural o habitual de pensamiento (las sillas son para sentarse, el suelo para caminar, un vaso para ser llenado con un líquido, etc.), lo cual nos limita. Con el pensamiento lateral rompemos este patrón, vemos a través del mismo logrando obtener ideas sumamente creativas e innovadoras. En particular la técnica se basa en que, mediante provocaciones del pensamiento, salimos del camino habitual, de nuestro patrón de pensamiento natural.”

Y así, tras echar ese café y desconectar de la pantalla un rato, es cuando nos damos cuenta de que nuestro código no funciona por una tontería que no hemos sido capaces de detectar hasta que hemos liberado a la mente.

Dicho lo cual, y para ir ensayando… ¿qué hace este animal VIVO subido ahí? ¡Abran juego señores! Desvelaremos el misterio en breve…

EDITADO:
La solución en el blog Kurioso -> “El 5 de octubre de 2004 varios trabajadores de la eléctrica de Fairbanks, en Alaska; se encontraban tendiendo una nueva y complicada línea para abastecer las necesidades de la mina de oro del condado. Una vez plantados todos los postes, los cables se desenrollan de sus bobinas sin tensión hasta completar las hiladas y en permanente contacto con el suelo. Cuando se termina el despliegue, unos kilómetros más arriba, los operarios tiran de la linea con unas potentes máquinas para izar los cables a su posición de catenaria. Es en ese momento cuando nuestro protagonista, que estaba pastando en alguno de los tramos, enredó su cornamenta en el cobre.”