Anuncio invisible Axe

Axe lanzó en Australia esta campaña, anunciada como “el primer anuncio invisible”.

La acción consistía en invitar a personas a utilizar gafas de sol polarizados frente a una casa de un conocido barrio de Sidney. Las gafas fueron fabricadas en dos colores, rosa y azul, para integrar a ambos sexos.