¿Os acordáis de la revolución del 3D? Fue apenas hace un año, y ahora casi nadie habla del 3D,  y las ventas de este tipo de televisiones se ha congelado, y no se han incrementado como se podía esperar. Incluso las películas en las salas de cine parecen haber decrecido en esta tecnología, cuando hace meses, películas que fueron concebidas en 2D eran procesadas para poderse visualizar en 3 dimensiones, con la pérdida de calidad que conllevaba.

La razón de que la moda 3D no haya calado, bien puede estar en que aún es necesario el uso de gafas para visualizarlo, cosa que aunque haya mejorado algo, sigue incomodando. Pero Toshiba parece estar en la línea de lo que sí puede triunfar en el mundo del 3D. El 3D sin la necesidad de usar gafas.